Información

Sala de Reuniones

Sus instalaciones les permite realizar reuniones de empresa o convenciones con sus compañeros siendo esta sala uno de los lugares más emblemáticos de la casa por su ambiente que inspira serenidad y buen hacer.

 

Exteriores

Yanguas de Eresma y más concretamente San Pedro de Caldas tiene una fuente que tanto en invierno como en verano su agua no se agota y sale a 20ºC.

Podrá respirar su aire puro ante la hermosura centenaria de la fresneda de Añe ó pasear por las calles de Carbonero el Mayor ante su imponente iglesia donde podrá contemplar las estilizadas figuras de sus numerosas cigueñas escuchando su crotoreo, conocido en el lenguaje de la tierra como el “machacar del ajo” ó la ágil figura del Milano Real.

A pocos kilómetros en las increíbles Hoces del Duratón podrá disfrutar de las excursiones únicas en canoas a lo largo del río que le llevaran a observar la maravillosa flora y fauna de los alrededores algo que merece la pena reseñar es la Reserva de Buitres Leonados que hacen la delicia de muchos en un entorno tan espectacular.

La casa está enclavada en el mismo corazón de la Ruta de los Castillos y le permite disfrutar de un entorno inolvidable y único. Castillos el Alcazar de Segovia, el de Turegano ó Coca harán la delicia de grandes y pequeños trasladándonos a momentos hístoricos de Segovia que han marcado
muchas veces la historia de España.

 

 

Cocina Industrial

Su cocina tradicional nos hace volver a viejos placeres que sólo el paladar particular de cada uno reconoce al degustar ese cochinillo asado al horno, el lechazo ó el cabrito de Castilla, el buey hecho a la piedra en la mesa, el jamón ibérico que destila poemas, el chorizo de Cantimpalos que nos habla de viejos chacineros que dejaron sus recetas para ser fuente de inspiración delante de la chimenea y de un buen vino de cepas de más de 100 años que convierten a la Campiña Segoviana en una isla a una hora de Madrid y de Valladolid situada a 5 minutos de la autovía que une Segovia con Valladolid.

Multi Zonas

Dispone de zonas de relax y confort para sus momentos de evasión y de descanso donde podrá degustar la lectura, de películas ó simplemente de agradables conversaciones en compañía de amigos, familiares ..etc que harán que usted quiera volver y reencontrarse con los suyos. Su cocina tradicional nos hace volver a viejos placeres que sólo el paladar particular de cada uno reconoce al degustar ese cochinillo asado al horno, el lechazo ó el cabrito de Castilla, el buey hecho a la piedra en la mesa, el jamón ibérico que destila poemas, el chorizo de Cantimpalos que nos habla de viejos chacineros que dejaron sus recetas para ser fuente de inspiración delante de la chimenea y de un buen vino de cepas de más de 100 años que convierten a la Campiña Segoviana en una isla a una hora de Madrid y de Valladolid situada a 5 minutos de la autovía que une Segovia con Valladolid.

Entorno

Hacia el río Eresma nos encontramos tierra de pizarra negra con una gran dureza

Emprendemos camino y encontramos las pinturas Rupestres más antiguas de España diseminadas por pueblos de la campiña donde las más importantes están en el Termino de Domingo Garcia a 1 kilómetro y medio de Migueláñez. Estos grabados sobre las rocas y una ermita marcada por el tiempo que ahora yace en ruinas con unas tumbas a sus pies.